lunes, 8 de abril de 2013

Aprendiendo el Lenguaje del Universo



El proceso de atracción es algo muy simple. Aún con toda su simplicidad se nos hace difícil ponerlo en práctica porque crecimos acostumbrados a "batallar para que las cosas sucedan".

Lo desafortunado del caso es que entre mas batallamos para hacer que algo suceda, menos obtenemos los resultados que desearíamos. Y el resultado es que convertimos nuestra vida en una serie de problemas crónicos.
¡Y todo por desconocer como hablar el lenguaje del Universo!

El Universo no entiende nuestro lenguaje y por eso hay que aprender a comunicarnos adecuadamente con él, porque hemos estado pidiéndole las cosas al revés. Por ejemplo, la siguiente secuencia es la forma normal en la que un ser humano reacciona ante sus circunstancias desfavorables. Ignorando que al hacerlo así está enviando una señal al universo que dice "mándame mas de esto".

1.) Llegas a casa y te encuentras con que llegó el correo. Son todas las cuentas para pagar de este mes, conforme empiezas a abrir las cartas sientes como si alguien te diera un puñetazo en el estomago, después te entra el miedo y la preocupación, sientes asfixia mientras dices: "Cómo le voy a hacer para pagar todo esto" ¿Acaso se creen que soy un árbol de dinero?

2.) Mientras estás sintiéndote de esa manera tan fatal, emites una vibración, por cierto de muy baja densidad y con esta señal que emites el universo te distingue y te va a enviar un equivalente vibracional; porque él traduce esa señal tuya, creyendo que quieres más cuentas por pagar. Es importante destacar que el Universo no sabe lo que son cuentas por pagar, sólo reconoce las vibraciones de ese sentimiento.

3.) Así entonces obtienes lo que estás pidiendo, ya que ninguna solicitud tuya se queda sin contestar y en los siguientes días te encuentras con que algo se descompone y ahora tienes más gastos que al principio, o pierdes algo, que debes reponer.

4.) Ahora te encuentras nuevamente observando los resultados y dices: ¿Por qué me pasa eso a mi!.. ?¡Parece que al perro flaco se le cargan las pulgas! ¡Qué tonto soy, precisamente ahora que necesito más este dinero, me doy el lujo de tener que gastar y pagar mas aún.

5.) Esas emociones que te provoca esta situación y ahora te encuentres en una situación más apretada que antes tienen su propia frecuencia vibracional y aún más fuerte que la primera.
Así que mientras te encuentras refunfuñando estás emitiendo una vibración que el Universo va a reconocer y a interpretar pensando que quieres más (ja, ja.)

6.) Entonces sucede que con toda su eficiencia el universo va a enviarte un equivalente vibracional parecido a lo anterior, tal vez en forma de un ladrón que se aparezca y te robe la cartera o un despido de tu trabajo. Y asi el universo va a decir "Tus deseos son mis ordes; aquí está lo que me has pedido".

Así es como recibimos todo en esta vida, pidiéndolo. Así que si planeas seguir viviendo en este Planeta, es mejor que aprendas a hablar el lenguaje del Universo y entonces tengas una vida feliz. Cuando esto suceda las personas te dirán suertudo o que naciste con buena estrella, pero tu sabrás perfectamente que en realidad, nada tiene que ver con la suerte sino mas bien de aprender a comunicarte con tu verdadera fuente.

La única persona en el mundo que puede evitar que tus deseos se cumplan eres tú mismo, nadie más tiene ese poder.


¿Y cómo estás evitando que tus deseos se hagan realidad?.

Pues es que estás comunicándote al revés.
Ya sea que en este momento tienes algo que no quieras:

*Una enfermedad
*Una mala relación
*Una economía pésima
*Mas peso del que quieres
*Preocupaciones
*Problemas familiares
*Falta de un lugar donde vivir
*Insatisfacció n laboral.

O ya sea que no tengas algo que quisieras tener:

*Una casa grande y bonita
*Amor
*Tu peso ideal
*Una vida feliz y armoniosa
*Libertad financiera
*Creatividad
*Armonía familiar
*Satisfacción laboral

Cualquiera de las dos circunstancias mencionadas anteriormente suceden debido a que te falta aprender a hablar el lenguaje del universo.

El universo no entiende la palabra "NO" debido a que este opera en base a atracción en ningun caso a exclusión. Es imposible que gritar lo suficientemente fuerte y decir NO QUIERO ESTAR OBESO!!!! Y hacer que la obesidad se derrita. Tampoco puedes gritar lo suficientemente alto y decir NO QUIERO ESTAR ENFERMO!!! Y mantenerte sano. Porque en realidad lo que estás haciendo al decir:

NO QUIERO TAL COSA
ODIO TAL COSA
ESPERO QUE NUNCA ME PASE TAL COSA
COMO QUISIERA DESHACERME DE TAL COSA

Lo que en realidad hacemos al decir lo que NO QUEREMOS es enviar señales al Universo, a nuestra fuente que atraerán mas de ello. Para que el Universo te entienda es necesario que comiences a hablar en términos de lo que si quieres.

Supongamos que te levantas por la mañana para ir a trabajar y comienzas a pensar en lo que NO QUIERES:

"No quiero ir a trabajar, cómo desearía no tener que trabajar nunca más, no me gusta recibir órdenes, ese trabajo ya no me gusta, siento que me están explotando, además no tengo tiempo libre, todo el día se me va solo en trabajar, sólo mi jefe o la empresa se enriquece con mi trabajo, no veo la salida de esta maldita situación, mis Padres tienen la culpa por no haberme mandado a la universidad, el Gobierno está cada vez peor, los niños que cada vz estan mas grandes significan mas y mas gastos, y no tengo apoyo de nadie, para mas remate cada vez es más difícil transportarse en esta ciudad, y encima de todo tengo que pagar muchos impuestos, a veces preferiría morir que seguir en esta situación."

¿Qué podemos observar en este diálogo interno?


Revísalo por unos minutos y piensa ... ¿Qué le estás diciendo a Dios o al universo?
¿Acaso estás pidiendo algo?

Vuélve a revisar

¿En qué parte de toda esa queja se encuentra una petición?

En ningún lado, porque sólo estás hablando en términos de lo que NO quieres. En todo momento estás pensando lo pésima que es la situación y envías energía que agranda tu situación, en todo tu diálogo y tu sentimiento de frustración está "fluyendo" ...... si está fluyendo tu energía pero al revés.

Así estás re-creando esa realidad una y otra vez.

Por el contrario si supierás hablar el lenguaje del Universo y te habituarás a saber que TU misma o mismo creas tu realidad te educarías a tí misma para hablar de lo que quieres... para pedir, para enfocarse, para hacer fluir tus energías hacia lo que deseas atraer.

Es muy fácil decirlo.... lo sé por experiencia, a veces también yo caigo en esa trampa de la mente de reaccionar inmediatamente a esa trampa. Y es importante comenzar a habituarnos a decir lo que sí queremos o deseamos realmente.
 
Abrazos fraternales