miércoles, 20 de noviembre de 2013

Relojes de vinilo


Si tienes algunos vinilos estropeados por ahí y te cuesta desprenderte de ellos, puedes convertirlos en un reloj que te dé la hora desde la pared. Eneko nos enseña cómo personalizarlos, atentos a su tutorial  para aprender a hacer relojes de vinilo con el mecanismo del reloj RUSCH.

Producto utilizado: RUSCH

Vuelvo con estos relojes realizados con la maquinaria del reloj RUSCH, tan simple como comprar un vinilo en el Cash Converter (0'50€ - 1€), un reloj RUSCH (2€), papel de calcar (yo compré amarillo, que se ve genial sobre negro) y algo de pintura (en mi caso blanca).

En un caso recorté un vinilo; esto se puede hacer o con una sierra de marquetería o calentado un cúter con una vela e ir cortando poco a poco, después se da una lijada en los bordes y listo.

Primero suelo quitarles la pegatina de cartón que tienen todos en el medio con el nombre del grupo al que pertenece, para esto lo dejo en la bañera con agua templada durante una hora y luego rascando sale bastante bien. Con alcohol ayuda bastante y si después lo pintas de negro ya el acabado es genial.

Para pintarlos basta con imprimir una imagen que se ajuste al tamaño del vinilo (tampoco demasiado compleja que luego hay que pintarla), y poner sobre una mesa el vinilo, el papel de calco y la imagen escogida. Con un bolígrafo se va repasando el perfil del dibujo y éste se calcará sobre el vinilo. Después retiramos todo y nos quedamos solo con el disco, que iremos pintando con mucha paciencia. Finalmente fijamos la maquinaria del reloj por la parte trasera.

Más de Eneko en DIY By KO