sábado, 16 de noviembre de 2013

Una cocina de juguete en un mueble FAKTUM


Es fin de semana y toca jugar, ¿qué tal a las cocinitas? Esta es una de las trasformaciones más deseadas, además de crear un juguete único para nuestros peques, ahorramos un buen dinero.  Carmen nos muestra cómo montó esta cocina de juguete en un mueble FAKTUM.

Productos utilizados: FAKTUM, LANSA, BLANDA BLANK, PANNÅ, ALGOT, BESTA
 
Aunque este hack de Ikea ya tiene cierto tiempo, los Reyes Magos de esta casa todavía se sienten orgullosos de su trabajo. Harta de ver los astronómicos precios de las cocinitas infantiles de madera, decidí visitar a San Ikea, a ver qué podía aprovechar. Los materiales:
  • Mueble Faktum de pared para microondas.
  • Tiradores Lansa
  • Bol Blanda Blank
  • Posavasos Pannå
  • Viejos tiradores de cocina que tenía por casa
  • Vinilo
  • Balda Algot
  • Un par de estantes de un mueble Besta que me sobraba de otro mueble.
Sólo hay que girar el mueble FAKTUM 90 grados, para que la puerta simule el horno poniéndole un cuadrado de vinilo negro que hace de ventanita. Un tirador LANSA servirá para abrir el horno. El bol hace las veces de fregadero y los posavasos de fogones. Después hay que adaptar las baldas BESTA para los laterales y para hacer el estante. La balda ALGOT arriba con el segundo tirador LANSA como riel para colgar utensilios. Et... voilà!




Más de Carmen en Renovar sin arruinarse.