miércoles, 29 de enero de 2014

De la pared a la mesa. Cómo tener dos mesas de comedor sin que estorben



Cuando montas un comedor en una zona del salón estás haciendo una delicada elección en cuanto a espacio libre. Si utilizas la mesa únicamente para las ocasiones especiales (Navidades, reuniones de amigos, etc.) puedes buscar una alternativa para tener más espacio útil en tu salón. La idea de Eva Moll es un buen ejemplo: los tableros van de la pared a la mesa para tener dos mesas de comedor sin que estorben.

Productos utilizados: VIKA ADILS, VIKA GLASHOLM (descatalogado, sustituible por LINNMON)


Me encanta hacer reuniones familiares y con amigos en casa, pero tener una mesa grande siempre puesta me parecía un engorro y una pérdida de espacio. Por suerte, encontré una solución muy práctica: usar los tableros VIKA GLASHOLM de Ikea a modo de cuadros, colgándolos en la pared.

Las patas VIKA ADILS van enroscadas al tablero y se guardan en cualquier sitio, puesto que apenas ocupan espacio, y en cuanto llegan los invitados, la mesa se monta en un minuto. Para decorar un poco los tableros usé Aironfix recortando unas siluetas que encontré en Internet y unas recetas para disfrutar en buena compañía. Otra solución hubiera sido forrar los tableros con telas vistosas, eso ya según lo que le pegue a la casa.