lunes, 27 de enero de 2014

Un minidespacho en una estantería modular


La falta de espacio agudiza el ingenio. Eso lo sabe bien Hgracia8, que se montó un minidespacho en una estantería modular en un rincón de su habitación.

Producto utilizado: estantería LACK  (fuera de catálogo)


Os voy a explicar lo que se puede hacer con una estantería y un escritorio para que una habitación se quede más vacía, y tener más espacio manteniendo todo igual. Usaremos la estantería de cuatro baldas de la serie LACK igual que el escritorio, los dos con colores wengué.

Lo primero que vamos a hacer es desarmar la estantería (es importante tener sitio para movernos, si no, el proceso será un caos y más lento), la volcaremos y desmontaremos todas las baldas y solo dejaremos en pie las piezas de los lados. Ahora pondremos una pieza en la parte de arriba y otra volcada en suelo para hacer la medida de la puerta. Sobre todo, tomaos vuestro tiempo para medir, ya que cualquier error puede hacer que quede descuadrada. Cuando tengamos la medida, haremos lo mismo para montar la bandeja del teclado y el lugar donde pondremos el PC.

Para que esta medida quede bien, en la silla que usáis habitualmente para el ordenador, pondremos una tabla encima de las piernas, la levantaremos 15 cm más (o los que necesitéis para estar cómodos) y tomaremos medidas desde el suelo. La última tabla para colocar es la que está encima del teclado, que ira a unos 10 cm de la del teclado.

Con todas las medidas tomadas es hora de empezar a hacer los nuevos agujeros (vigilad por que las tablas están vacías y solo llevan cartón ondulado y atravesarlas es muy fácil, así que se puede romper si vais muy rápido (utilizar broca de madera). Los tornillos que he usado para las baldas son los mismos que estaban puestos, os deberían sobrar dos de la estantería que no se colocará y que se usará de tapa arriba.

Para hacer que el teclado salga, he usado dos guías universales con 6 L colocadas en la misma madera con tornillos pequeños. Necesitarán rebajar un 1 cm a la balda de un lado para que pueda salir y entrar con suavidad ya que si no frenarían con los lados.

Las piezas ya ensambladas se pueden colocar en la pared nuevamente (aconsejable asegurarlas a la pared). Para hacer la parte de arriba usad dos bisagras universales que no lleven cazoleta que sean simples y atornillarlas a la estantería controlando que la parte saliente tiene que cerrar con la madera.
Ahora ya estaría terminada nuestra modificada y eficaz estantería.