sábado, 1 de marzo de 2014

Arts and Crafts. Un reloj bordado a punto de cruz con RUSCH


Reloj no marques las horas porque voy a enloquecer. Así dice el bolero, pero nosotros estamos encantados de que el reloj bordado a punto de cruz con RUSCH que nos ha enviado Raquel dé las horas sin parar.

Producto utilizado: RUSCH

Reconozco que soy una enamorada de los productos Ikea. Pero, como muchos de nosotros, voy más allá de la función para la que han sido creados en un principio y me gusta ver y sacar todo su potencial. El resultado es que en mi casa tengo varios hacks ikenianos, pero el que hoy os envío creo que es destacable, no solo por lo llamativo que queda, sino también por lo reducido del precio: sólo 1,99€, y toda la imaginación que quieras echarle.

Se trata de un reloj realizado en punto de cruz. Desde siempre me han gustado mucho este tipo de relojes, pero hay que reconocer que cuando llevas al cristalero uno de estos trabajos terminado, el bolsillo se queda temblando.

Un día, paseando por Ikea me encontré con un reloj de pared súper económino. Se trataba del modelo RUSCH ¡a solo 1,99€! Y esperando a que yo lo descubriera! Así que me traje uno para casa. Lo desmonté, coloqué mi trapo bordado, unos cordones de color y un poco de fieltro para decorar, unas manecillas que tenía por ahí guardadas (las propias manecillas del reloj sirven perfectamente pero, como yo lo guardo todo, tenía unas precisamente del color del bordado), lo volví a montar y ¡voilá! He aquí el resultado. Espero que os guste: