miércoles, 5 de marzo de 2014

Un cabecero luminoso con LISEL


¿Qué harías tú con el marco de una puerta de armario? Rosa Ramis lo tuvo claro y se inventó un cabecero tapizado con la tela LISEL e iluminado con un tubo de luz.

Producto utilizado: LISEL

Desde que vi en el catálogo de novedades de primavera la tela LISEL efecto madera ya tuve claro lo que iba a tunear.

Tenía por casa una puerta de armario vieja a la que le quité la trasera para que quedase como un marco. Con solo unas chinchetas y martillo, bridas, unas luces de navidad y la tela LISEL, montamos un cabecero para una cama de 1,35m.

El resultado es espectacular, tanto de día como de noche, y lo mejor de todo, es que cuando te canses del cabezal siempre puedes rehackearlo como una lámpara de pared.