jueves, 3 de abril de 2014

Ampliando la mesa MALM para convertirla en una mesa de trabajo


En Piratas de ikea no nos dejamos amilanar por una columna inoportuna ni por una mesa demasiado estrecha, tenemos recursos para todo. Érika, de La neurona del manitas, convirtió una mesa auxiliar de dormitorio MALM en una mesa de trabajo, ampliando su superficie con los estantes para cuadros RIBBA. Un hack que es una doble carambola.

Producto utilizado: MALM, RIBBA

Os envío mi mesa de despacho compuesta por una mesa auxiliar MALM de las que se ponen a los pies de la cama y unos estantes para cuadros RIBBA.

El hack es sencillo, simplemente se trata de atornillar a la parte trasera de la mesa MALM unos estantes para cuadros RIBBA colocados del revés, de manera que, además de dar un poco más de profundidad a la mesa, el espacio destinado a colocar los cuadros sirve para esconder las regletas y los cables del ordenador.

Recorté con una sierra de calar uno de los estantes para salvar una columna, y con un taladro y una corona, hice unos agujeros a ambos lados para colocar unos pasacables redondos y que toda la superficie del escritorio quedara lo más despejada y ordenada posible.


Más de Érika en La neurona del manitas.