martes, 15 de abril de 2014

Del despacho a la cocina. Utilizando la cajonera LENNART como verdulero


Nadie iría a buscar un verdulero a la sección de oficinas, pero no hacerlo puede suponer volver a casa con las manos vacías y las verduras sin hogar. Lorenna buscó y buscó sin éxito, hasta que allí, donde reinan los ordenadores y los papelotes, encontró la solución a sus desvelos verduleros. Utilizando la cajonera LENNART como verdulero tiene ahora su cocina ordenada y en marcha.

Producto utilizado: LENNART

Necesitaba un verdulero, pero todos los que vimos eran o bastante caros o muy feos. Además, la mayoría eran simples estanterías con ruedas y luego tendríamos que añadir nosotros los cestitos para que la fruta y la verdura estuviera más segura.

Ya nos íbamos sin verdulero cuando al llegar al pasillo de los muebles de despacho nos encontramos con LENNART y dijimos: -por 12 euros nos la llevamos y la usamos de verdulero-. Es un tamaño perfecto y además ¡con cajones!

Ahora lo único que tengo que hacer es adaptar los cajones. ¿Cómo y para qué? Pues vamos a recortar una base de cartón para ponerlo en cada cajón y así colocar en un cajón las patatas y en otro las cebollas. Siempre hay que guardar patatas y cebollas por separado, y para que nos duren más tiempo, lo ideal sería guardarlas en cajas de cartón, pero como eso quedaría feo adaptamos nuestra cajonera con cartón y listo.


Más de Lorenna en El blog de Lorenna