sábado, 19 de abril de 2014

Una habitación para hermanos gemelos con GULLIVER



Con un poco de imaginación, buenos herrajes para dar seguridad y los muebles que le quedan pequeños al hermano mayor, Blanca montó una habitación gemelar con GULLIVER que poco tiene que envidiar a las caras composiciones que ofrecen las grandes firmas de muebles.

Producto utilizado: GULLIVER, MALM, STUVA

Aprovechando los muebles del hermano mayor, la cómoda MALM y la cama GULLIVER y añadiendo una cama abatible, montamos la habitación de los gemelos.

Simplemente cortamos las patas de la cama GULLIVER (añadimos unos fieltros para que apoyara mejor) y la pusimos encima de la cama abatible y de la cómoda. La atornillamos a la pared y a la cómoda MALM para asegurar que no se moviera.

Además, encima de la cama colgamos unos armarios de pared STUVA, para guardar sus juguetes. De esta forma tenemos una cama arriba, con su barra protectora, y una cama abajo con un espacio para juegos que aprovechar.

¡Y cómo lo aprovechamos! Hemos hecho un columpio, con un sábana vieja y la fachada de una casa, y como la cama abatible se puede pintar con rotuladores Velleda y luego borrar, ¡no quieren salir de la habitación!