miércoles, 25 de junio de 2014

Mesa de luz multifunción con LATT


¿Qué es una mesa de luz? Si preguntáis a un fotógrafo os dirá que sirven para ver negativos, si preguntáis a un niño, os mirará con los ojos muy grandes y os contará que de allí salen cosas maravillosas y es otra forma de ver el mundo. La mesa de luz multifunción que vemos hoy, y que viene acompañada de un extenso tutorial, es un trabajo de Elena realizado sobre una mesa LATT.

Producto utilizado: LATT, PROJST, SORLI, KALAS, GRUNDTAL, TROFAST

Llevaba tiempo encaprichada de una mesa de luz que había visto tuneada en un blog a partir de la mesa LACK. Como la que hacian era muy grande y mi casa es más pequeña decidí hacerlo con otra mesa famosa, la LATT. Como además de que mesa de luz quería hacer una mesita para jugar decidí hacer un super hack.

Me fui al Ikea y compré la mesa LATT,un protector de escritorio PROJST, espejos SORLI, unos vasitos KALAS,un riel GRUNDTAL y dos cajas cajas TROFAST con sus respectivas tapas. Luego en el Leroy Merlin, un tablero de madera de la misma medida que la mesa, unas bisagras, pintura de pizarra y una regleta fluorescente. Tenia también los restos de una mesa vieja que acaba de "tirar" y que me han servido de laterales

Solo con la sierra de calar y un taladro-atornillador conseguí convertir la mesa LATT en una mesa de luz-escritorio-pizarra.

El material preparado.

Montamos la mesa descartando los listones de la parte inferior.

Hacemos los dibujos guía utilizando las cajas y las tapas como patrón.

La parte media la hemos reforzado con uno de los listones a los que serrado un trozo y luego atornillado a la mesa (por el lateral y por la parte superior ) y reforzando por la parte inferior con una escuadra. Hacemos un agujero con un taladro para poder usar la sierra de calar, serramos siguiendo la línea y metemos las cajas en los huecos resultantes.
Así deben quedar las cajas.
Tenemos que dejar 1cm sobresaliendo por la parte superior para que la tapa quede incrustada y cierre bien. Como los listones no cierran bien, aprovecharemos los huecos para poder abrir la tapa con comodidad.
Unimos el panel con dos bisagras y colocamos una pieza retenedora para que la tapa no se caiga.
Hacemos un agujero para sacar los cables de la regleta fluorescente y otros cuatro pequeños agujeros para poder fijarla con unas bridas de plástico.
La mesa está terminada y solo queda decorarla con pintura de efecto pizarra, una barra de cocina y unos vasitos de plástico.

Pintamos la mesa por completo con un rodillo, lo dejamos secar y damos una segunda capa.
Colocamos la barra de cocina en uno de los lados.
Hacemos agujeros en los vasitos de plástico para poder colgarlos de la barra.
Pegamos los espejos en la tapa.


Más de Elena en Esperando a Abraham.