miércoles, 9 de julio de 2014

Cómo hacer dos mesitas auxiliares con una estante LACK


¿Cuántas veces hemos pensado en cortar un estante LACK de Ikea y nos hemos echado atrás por miedo a no poder rematar el canto? Raquel Moreno (de Esparreguera, Barcelona) se atrevió con un estante de pared LACK, metiéndole el serrucho hasta la yugular y convirtiéndolo en un par de mesas auxiliares. Quedó tan contenta que repitió la experiencia con unas mesitas de noche.

Producto utilizado: LACK

Hace tiempo que andaba buscando una mesita pequeña para poner el teléfono fijo de casa, que llevaba mucho tiempo rondando entre el suelo y el sofá, pero no encontraba nada que fuera lo suficientemente pequeño y económico como yo esperaba. O me gastaba un ojo de la cara, o me quedaba sin mesa auxiliar.

Un día, ojeando un catálogo de Ikea, se me abrió una esperanza que ya daba por perdida. Encontré la estantería de pared LACK y me pareció que tenía el tamaño ideal.

Pensé en cortarla por aquí y por aquí (ver imagen), y poniéndole unos topes de estante como patitas en el estante de abajo, vualá, tenía, no una, si no dos mesitas auxiliares que me han venido de vicio. Una para el teléfono, y la otra para dejar las llaves al llegar a casa.
Muchos sabemos que al cortar este tipo de madera de Ikea, se queda una parte fea y hueca en el lugar del corte, pero esta parte la pusimos para abajo, y así no se ve nada.
Y como me gustaron tanto, luego nos hicimos otras que usamos como mesitas de noche. ¡Un saludo, piratas!